Yoga vs. Kickboxing

Encontrar nuestra actividad física ideal puede ser un viaje largo, y con el tiempo nos damos cuenta de que terminamos escogiendo sencillamente el que se parece y se adapta más a nosotras.

Esta vez compararemos dos disciplinas, bastantes diferentes entre sí, pero que podrían complementarse, como una especie de yin yang: el yoga y el kickboxing, para que te inspires y te atrevas a probarlas.

Conoce algunos de los beneficios, compáralos y date una oportunidad para empezar una nueva actividad, saludable, divertida y que abra tu mente.

Yoga

yoga

  • Es considerada una práctica de nulo o bajo impacto, dependiendo de nuestra condición física y el nivel en el que estemos.
  • A pesar de ser un ejercicio físico, el trabajo también es mental, ya que se enfoca en la concentración, el equilibrio y la paciencia necesaria para poder lograr las posturas, asanas, deseados.
  • Es más recomendado si buscas relajarte, olvidar tus problemas del día a día y enfocarte en las posturas para hacerlas correctamente.
  • Es una disciplina en la que se evoluciona poco a poco, paso a paso, desde el nivel más básico hasta el avanzado, así que si lo que buscas es adelgazar rápidamente, con el yoga necesitarás un poco de paciencia.
  • Mejora tu flexibilidad, equilibrio o aprender a conocer y controlar más tu cuerpo y mente.
  • En el yoga puedes elegir que parte de tu cuerpo quieres trabajar más, puedes administrar tus días, haciendo piernas un día, brazos el otro, espalda, etc.
  • Mejora tu buen humor, te da tranquilidad y fortalece tu mente.

 


Kickboxing kickboxing

  • Es un ejercicio de alto impacto que requiere una condición física buena/aceptable para llevarla a cabo, aunque claro, con práctica se logra.
  • El kickboxing es un arte marcial que se basa en técnica, estilos y entrenamientos fuertes, concentrados en una combinación de diversos tipos de golpes con los puños, rodillas, codos y patadas.
  • Si buscas iniciar un estilo de vida fitness y tonificar tu cuerpo, esta práctica te funcionará más que el yoga, porque involucra más movimiento activo.
  • Esta práctica (dependiendo por supuesto del número de veces a la semana que la practiques) te hará quemar grasas rápidamente.
  • Aumenta la coordinación, los reflejos y te enseña defensa personal.
  • Trabajas varios músculos de tu cuerpo simultáneamente, ejercitándote casi por completo y sin darte cuenta.
  • Así como el yoga te relaja, el kickboxing te activa. Nada mejor para empezar una mañana llena de energía.
MI Instagram