Yoga para viajeros

vanessa 1Cuando viajamos largas distancias y cambiamos de región horaria muy rápido se produce un imbalance entre nuestro reloj interno y el horario externo en dónde nos encontramos. Esto hace que nuestro organismo se confunda y, en consecuencia, muchas veces nos invade una sensación de vacío, cansancio y desconexión con la tierra.

Esta secuencia en reversa fue específicamente diseñada para combatir los síntomas del jetlag e impulsar el flujo de energía en el cuerpo. El flow continuo de esta práctica se puede comparar con un molino de agua, que activa de manera natural las corrientes de energía internas, regulando el sistema nervioso y la circulación.

Comenzando en Savasana (relajación total), nos rendiremos a la flojera dejando que el cansancio corporal se apodere totalmente de nosotros, haciendo posturas de piso que nos relajan y al mismo tiempo envían energía a la espina dorsal impulsando el metabolismo.

Orgánicamente, iremos despertando los músculos adormecidos con posturas de balance que aumentan el
calor corporal y estimulan nuestra capacidad de aceptación y adaptación, conectando así con el momento presente y ubicándonos en el tiempo y el espacio.

Para completar, haremos varias rondas de saludos al sol y terminaremos en una corta meditación de pie que nos dejará listos y motivados para emprender nuestra aventura lejos de casa.

Cada día nuestra práctica nos ofrece una oportunidad para observar nuestros pensamientos, reconocer las emociones que gobiernan nuestro comportamiento y tomar responsabilidad por las acciones que nos definen.

Recomiendo que además de realizar esta clase, los viajeros se adapten al nuevo horario lo antes posible, sobre todo para las comidas y la hora de dormir.

 

Para formar parte de una clase gratuita, haz click aquí.

MI Instagram