Vegan pumpkin smoothie

En esta época del año es muy común ver distintas recetas con calabaza, llamada también auyama y zapallo. Es una verdura muy baja en carbohidratos y con una gran sabor que se adapta a distintas preparaciones.

Contiene muchísimas vitaminas y minerales en muy pocas calorías. Tiene propiedades que ayudan a mejorar la digestión, además de propiedades curativas y betacarotenos que fortifican el organismo.

Ayuda a elevar las defensas y evitar algunas afecciones. Combate los virus que están en el ambiente, actúa como una especie de capa protectora.

Contribuye a proteger la piel de los rayos del sol, evita la aparición de arrugas y manchas en la piel.

Con todos estos beneficios, resulta casi imposible no consumir este alimento, tan rico en vitaminas, versátil, que se adapta en cada oportunidad, para darle mi toque y convertirla en un perfecto vegan smoothie para merendar o desayunar.  Screenshot_1

Para este necesitarás:

  • ½ taza de calabaza
  • 2 cambures (bananas) congelados
  • 1 cdta de jengibre
  • 1 cdta de canela
  • 1 cda de nuez moscada
  • 3 cdas de stevia
  • Un chorrito de agua o leche de almendras.

Opcional: puedes agregarle un toque de anís si gustas.

Mezcla todos los ingredientes en la licuadora y listo. Puedes decorarlo con canela y jengibre por encima.

Este smoothie es una merienda perfecta o complemento para tu desayuno. La calabaza está llena de fibra, vitaminas y minerales, es familia del calabacín, así que es un vegetal muy bajo en calorías.

Si te gustan estos sabores otoñales no dejes de prepararla, te encantará.

 

MI Instagram
Pop-up-Detox

¡Te has suscripto satisfactoriamente!