No hay excusa que valga cuando se trata de hacer ejercicio

ejercicioTodas sabemos que el ejercicio es fundamental para sentirnos bien por dentro y por fuera, pero incorporarlo en nuestras vidas se puede hacer un poco difícil al principio. Sin embargo, una vez que le agarramos el gustito, ¡no hay quien nos pare!

Cuando decidimos hacer ejercicios por primera vez, lo ideal es arrancar con pequeñas actividades prácticas y placenteras que podamos incorporar en nuestra rutina, como por ejemplo el yoga, nadar, caminar o bailar.

Si no quieres hacerlo sola, puedes animar a tu pareja o a alguna amiga, así podrán motivarse mutuamente e irán perdiendo el miedo, la pena, la flojera o lo que sea que les haya impedido hacer ejercicio en un principio.

Ahora, si todavía no te animas a probar alguna de estas actividades, aprovecha cualquier oportunidad que tengas para hacer algo de ejercicio. Por ejemplo, puedes subir las escaleras en vez de usar el ascensor, llevar a tu hijo a sus prácticas de deporte y, ¿por qué no?, jugar y correr con él, o también puedes caminar hasta el supermercado y cargar las bolsas de las compras (siempre y cuando no sean demasiado pesadas), o sacar a pasear a tu mascota. De cualquier manera, lo importante es que te mantengas siempre activa y en movimiento.

Quizá creas que los impedimentos o las excusas pueden más que tú, pero una vez que te decidas a hacer ejercicio y comiences a ver los resultados, no podrás dejar de moverte, sentirás que tus niveles de energía son mucho más elevados, comenzarás a sentirte y a verte mejor, y, ¿qué mejor recompensa que esa?

Por supuesto, es muy importante que complementes la actividad física con una alimentación sana y equilibrada, ese será tu mejor secreto para afrontar con éxito cada uno de los retos de tu día a día.

Así que ya lo sabes, no hay excusa que valga cuando se trata de tu salud y tu bienestar, llena tu mente de pensamientos positivos y de mucho ánimo, porque tú puedes.

MI Instagram