Las posturas de yoga más fáciles para hacer con tus hijos

Screenshot_6Siempre he amado el yoga, practicarlo me hace drenar el estrés, me relaja y me ayuda a conectar con mi cuerpo y mi mente. Realizarlo junto con los niños resulta asombroso, los beneficios son tan grandes que no nos damos cuenta de todo lo que se pierden sin practicarlo.

Los niños que hacen yoga consiguen poco a poco confianza en sí mismos, aumenta su autoestima y los ayuda a conocer mejor su cuerpo. Te doy algunas posturas básicas para que puedas realizar con tus hijos.

  • Saludo al sol: generalmente es la postura con la que se inicia una sesión de calentamiento. Ayuda a estirar y a mantener en forma todo el cuerpo.
  • Postura sobre los hombros o la vela: es muy probable que tu hijo ya la haya practicado sin saber de qué se trataba. Es una postura que trae grandes beneficios mentales y permite mejorar el estado de ánimo. Además favorece la circulación sanguínea.
  • Pinza o flexión de espalda: es una postura que favorece muchísimo contra posibles problemas digestivos, también ayuda a estirar toda la musculatura y mejorar la flexibilidad.
  • La rueda o puente: es una de las posturas preferidas de los niños. A ellos les encanta este ejercicio, porque hacen el típico juego de pasar por debajo de unos y otros. Esta posición fortalece sus piernas y brazos, y aumenta su capacidad pulmonar.
  • Postura de relajación: es la postura más fácil de hacer. Forma parte de una clase de yoga. Funciona para calmar la mente y el cuerpo. Además de ayudarte con técnicas a que fluya mejor la respiración. Simplemente consiste en acostarse en el piso y relajarse.
MI Instagram
Pop-up-Detox

¡Te has suscripto satisfactoriamente!