Diferencias entre las proteínas vegetales y animales

photo-1487067159236-defa938d494d

La proteína es uno de los macronutrientes más importantes de la pirámide nutricional. Esta es la responsable de fortalecer tus músculos y protegerlos de múltiples daños, así como de cuidar tu organismo.

Lo primero que tienes que saber al elegir una proteína, es saber diferenciar la calidad nutricional. Las de origen animal poseen todos los aminoácidos esenciales, considerándose  una proteína de alto valor biológico. Mientras que las que proceden de vegetales, no están totalmente completas, sino que deben ser combinadas con otros alimentos para obtener todos los nutrientes.

Las proteínas vegetales, a diferencia de las animales, contienen menos purinas. Sustancias que, deben ser disueltas por el hígado y eliminadas por el riñón en forma de ácido úrico. La purina es el principio de muchas enfermedades y problemas de la piel, así como del sistema linfático. Las que provienen de productos vegetales, hacen menos daño porque contienen potasio y sirven como diurético.

Algunas características de las proteínas vegetales son: contienen grasas insaturadas y más saludables. No contienen colesterol, tienen más fibra, son fáciles de digerir e ideales para un menú bajo en calorías. Sobrecargan menos el hígado, los riñones y son mucho más económicas.

Los nutrientes y calorías que acompañan a las proteínas, dependen de su origen. Las que proceden de los animales, generalmente se acompañan de grasa saturada. Mientras que los granos, cereales y legumbres están compuestos de antioxidantes, fibra, hidratos  y micronutrientes, pero concentran muchas más calorías por cada 100 gramos.

Aunque es posible lograr una proteína completa con alimentos de origen vegetal, siempre tendrán más calorías que las que provienen de los animales. Por esto, los vegetarianos y veganos tendrán que planificar muy bien su  dieta para que alcance la cantidad y calidad apropiada de proteínas en su día.

MI Instagram