Cómo desconectarte y aprender a relajarte

Hoy 15 de agosto es el Día Internacional de la Relajación, aunque para muchos parezca una fecha de poca importancia, resulta todo lo contrario si supieran todos los beneficios que conlleva aprender a relajarse.

El estrés puede resultar muy perjudicial, incluso a niveles impensables, que pueden causar no solo rupturas y problemas interpersonales, sino a nivel físico, mental y sentimental.

Aprender a manejar el estrés hoy en día es un arte, no todos saben controlarlo, por ello te doy algunos consejos que puedes adoptar en tu vida, no solo hoy, sino de ahora en adelante para que te desconectes, aunque sea por unos instantes y te relajes: verás como todo fluye muchísimo mejor.desconectarte-aprender-relajarte-MichelleBadillo

  • Aprende a respirar, trata de hacerlo antes de hacer algo importante que robe tu atención y te mantenga bajo presión. Después de una discusión o pelea también es importante que sepas tomarte unos segundos para digerir lo que vas a contestar o vas a hacer.
  • Reconoce las cosas que no puedes cambiar y acéptalas. No vale la pena que entres en un estado de nervios por algo que no puede ser. Aprender a aceptar es una forma de madurar y crecer a nivel personal.
  • Haz una actividad que te guste, en mi caso es el yoga, pero puedes hacer algún deporte como tenis, ir al gym o practicar pilates; esto te ayuda a escaparte un ratico de la realidad y autorregalarte un poco de tu tiempo en el día.
  • Duerme de 7 a 8 horas, verás lo que cambia tu actitud cuando dedicas el tiempo necesario al descanso. Evitas el mal humor y tu organismo no entra en conflicto.
  • Come sano, pero sabroso. Inventa nuevas recetas y aprende a reinventar alimentos saludables de distintas formas, comer lo mismo es aburrido y resulta frustrante mantener una dieta o estilo de vida comiendo siempre lo mismo de la misma forma. Además de brindarle a tu cuerpo los mejores nutrientes para mantenerse.
  • Agregar a tu ambiente olores que disfrutes, con velas, inciensos, perfumes, ambientadores, sales, etc. Quedarás sorprendida de lo que pueden hacer los olores en tus sentidos.
  • Toma un baño de sales relajante, hazle un cariño a tu piel, intercala ducha de agua fría y caliente para activar la circulación.

Estos son algunas de las cosas que hago para relajarme; sin embargo, cada persona es un mundo y cada quien tiene sus gustos. Lo bueno es que puedes adaptarlo a tu estilo de vida.

Lo importante es que sepas darle el tiempo necesario a las cosas y aprender a que existen cosas que no se pueden cambiar y aceptarlas es la mejor decisión.

MI Instagram