Cuando me halan en todas las direcciones

Las mujeres modernas nos sentimos como un pulpo en cada área de nuestra vida. Al momento de tener un momentico de tranquilidad, se oye “¡Mami!” Y claro, nosotras decimos “Necesito un momento de paz”, o nos levantamos otra vez para ver cómo podemos ayudar a nuestros pequeños.esto no es solo en la casa. En el trabajo tantas cosas a la misma vez nos deja a muchas con un cansancio intenso. Sin embargo, todas sabemos que no podemos sostener una vida así de fuerte. Y necesitamos hacer ciertos cambios para poder manejar las labores de casa, trabajo, familia y de la comunidad.

Es obvio que no podemos hacer todo. A pesar de que los mensajes de nuestra sociedad indiquen lo contrario. Entonces, ¿cómo manejamos todo?

La respuesta: 1. Prioridades,  2. aprender a decir NO, y 3. aprender a decir SI a lo que nos llena.

Prioridades:

Muchas de nosotras sabemos nuestras prioridades y las tenemos en el fondo de nuestra mente, pero cuando la vida exige, nos olvidamos de ellas. Así que vamos a crear un visual para recordar todos los días:

  • Vision Board: Una de mis actividades preferidas de hacer con mis hijas y sobre todo de mi esposo, es crear un Vision Board. Un cuadro que tenga imágenes que reflejen nuestras más queridas experiencias y sensaciones que queremos sentir en el día a día. Este Vision Board puede ser enmarcado y puesto en el cuarto u oficina para nunca olvidar lo que realmente deseamos. Este es un lindo recuerdo, sobre todo para crear más armonía en la pareja. Y no nos olvidemos de hacer uno solo para nosotras, esto siempre nos recordará lo que más amamos y queremos en la vida.
  • Brain Dump o Descarga Mental: Unas de las formas más sencillas de reconocer lo que más valoramos, es de hacer un Brain Dump, o un descargue mental en un papel grande o cartulina. Podemos escribir con marcadores todas las cosas que más queremos en el mundo sin censurar nada. Después, con un color llamativo, encerramos con un circulo las palabras que son de PRIMERA prioridad. Limitémoslas a 3 o 5 para mejorar el enfoque nuestra vida. Estas 3 palabras pueden ser nuestra guía diaria. Si lo que estamos a punto de hacer, no es congruente con una de ellas, es tiempo de negociar algo distinto en la vida. Es decir, si una de nuestras palabras de prioridad es Paz y nos encontramos con amistades que no traen ningún nivel de paz, entonces es hora de sincerarnos nosotras mismas o con las amistades que más nos importan.

Decir NO:

Esto no es tan fácil para muchas de nosotras, pero es esencial para llevar una vida tranquila. Aprendamos a decir NO a lo que no nos conviene o que nos haga sentir forzados, obligados. Recordemos que muchas personas no van a saber cómo tomar esta nueva actitud, así que un poco de explicación y comprensión al principio nos traerá mejores resultados.

Decir SI:

El decir SI a lo que más nos llene es una de las bendiciones más grandes que podemos ofrecernos a nuestra vida. ¡Lo mereces, así que regálate el ser feliz!

Por: Asha

MI Instagram