¿Cuál es la hora perfecta para merendar?

¿Nuestro cuerpo entiende horarios? ¿Sabe qué hora es cuando comes un cambur o te decides por un pie? No lo creo, al menos que tu cuerpo sea una composición a batería que mida el tiempo con cronometrajes continuos – si este es el caso, eres un prodigio y debes irte a un museo – jaja bromeando.

cual-es-la-hora-perfecta-para-merendar

Ahora hablando en serio…

Somos pura química. La realidad es que nuestro cuerpo no entiende horas pero sí reacciona con tiempos y cada alimento que comemos genera una reacción hormonal que va a ayudarnos o a desequilibrar nuestra meta a la hora de cuidarnos y/o comer balanceado.
Por ende, la clave de merendar no es comer en una hora perse, sino que se basa en no pasar más de cuatro horas sin ingerir algún alimento para mantener estable nuestra azúcar en sangre desde que comienza tu día. Cuatro horas es lo máximo que debes pasar sin tener algún tipo de alimento en tu cuerpo, luego de esto tu metabolismo empieza a depreciarse, tu azúcar en sangre cae y para la hora que decides volver a comer es muy probable que te provoque tragártelo todo y no decidas con la cabeza sino con el hambre.

También es importante recalcar que una merienda no es una comida completa, ni la sustituye. Esta es tan solo una pequeña versión de una ingesta balanceada que te debe ayudar a aguantar hasta la próxima comida. Asimismo, tu cuerpo debe digerir bien todo entre comidas por lo que es importante darle tiempo para que complete esa tarea (entre 3-4 horas). Teniendo esto en cuenta les dejo 3 reglas básicas a seguir con lo que respecta el tiempo y las meriendas:

  • Comer cada 3 o 4 horas: ¿Por qué? Porque si pasa demasiado tiempo, tu cuerpo tiene que seguir consiguiendo energía de alguna manera, y corres el riesgo de que utilice masa muscular como combustible, en lugar de la grasa acumulada en el cuerpo lo que hará que al final subas de peso o aumentes la grasa corporal.
  • No dejar pasar más de una hora desde que te levantas hasta que ingieres algún alimento: recuerda que nuestro cuerpo utiliza el alimento como combustible, si no se lo das después de tantas horas sin comer, de nuevo lo va tener que sacar de algún lado.
  • No hacer ejercicio intenso o deporte con el estómago vacío: Sería por lo mismo, las posibilidades de que me baje la masa muscular son muy altas.

Con esto claro, agrego que lo ideal es hacer 3 comidas principales una merienda a media mañana y una a media tarde – todas compuestas de proteína, carbohidrato y grasas saludables.

Ejemplo:
– 7:00 a.m.: Desayuno
– 11:00 a.m.: Merienda 1
– 2:00 p.m.: Almuerzo
– 5:00 p.m.: Merienda 2
– 9:00 p.m.: Ceno

Pop-up-Detox

¡Te has suscripto satisfactoriamente!