Cine y Fútbol: Dos pasiones en un solo lugar

pexels-photo-978695Ya estamos viviendo la Copa Mundial Rusia 2018, el evento deportivo más importante de todo el planeta. Fanáticos, deportistas, celebridades y hasta miembros de la Realeza, se pondrán la camiseta de su selección con la esperanza de levantar el trofeo que une a todos los habitantes de un país. Para los latinoamericanos, el fútbol es una pasión desmedida y durante el mes de junio se detendrá prácticamente todo y solo importará estar allí, acompañando a los 11 jugadores que correrán detrás de la pelota sabiendo que un pueblo entero, los está alentando.

 

El cine también es una pasión para muchos y, como no podía ser de otra manera, el fútbol ha tenido un espacio en la pantalla grande y seguirá teniéndolo siempre que haya historias de sueños que contar. A continuación, les presento cinco películas que le hacen honor a este deporte que levanta pasiones multitudinarias:

 

En el año 1981, se estrenó “Victory” protagonizada por Sylvester Stallone y Michael Caine con la participación especial de la leyenda del fútbol mundial, el jugador brasilero Pelé, quien no solo tuvo un rol en el filme, sino que también fue el encargado de coreografiar las jugadas en el campo. En esta cinta, además, aparecen 18 jugadores internacionales,algunos de ellos con personajes secundarios y otros como dobles de actores.  Es una historia deportiva situada en la Segunda Guerra Mundial, que relata la hazaña de un grupo de prisioneros de guerra que solo desean conseguir la libertad.

 

“Bend It Like Beckham” llegó a las carteleras en el año 2002 con las actrices Parminder Nagra y Keira Knightley y relata la historia de una joven de 18 años que debe enfrentarse a sus padres, quienes no aprueban que siga su sueño de ser jugadora profesional de este deporte. Parminder estaba preocupada de que una cicatriz en su pierna le impidiera obtener el rol, pero finalmente esa marca personal, fue incluida en la guion como parte de la historia. El largometraje fue un éxito de taquilla, ya que solo costó 6 millones de dólares y recaudó 76,5 millones de dólares, y además catapultó la carrera de Keira Knightley.

 

Las comedias también tienen un lugar en este conteo, en 2005, Will Ferrell protagonizó “Kicking and Screaming”, acompañado por los actores Robert Duvall y Josh Hutcherson, quien más adelante se convertiría en la estrella de la franquicia “Los Juegos del Hambre”. Ferrell se pone en la piel de un padre de familia que decide convertirse en entrenador de fútbol de un club de niños y que debe lidiar con su carácter competitivo, producto de la crianza de su padre. La diversión está garantizada en esta película, ya que el personaje de Will hará lo imposible por ganar.

pexels-photo-209841

El mexicano Kuno Becker es el actor protagónico del filme “Goal!”, en donde interpreta a un inmigrante mexicano que llega a Los Ángeles y que anhela ser jugador de fútbol profesional. Su gran oportunidad llega cuando es visto por un ojeador que lo invita a ser parte de un club inglés. Los amantes del fútbol deben prestar mucha atención porque el astro David Beckham, aparece brevemente haciendo un cameo. Cabe destacar que luego llegarían dos secuelas, una en 2007 y otra en 2009.

 

“The Damned United” es una cinta biográfica basada en la carrera del entrenador inglés Brian Clough. La película de 2009 tiene como protagonistas a Michael Sheen y a Jim Broadbent y está basada a su vez en el libro best-seller del mismo nombre. El director fue Tom Hopper, ganador del Oscar por el drama también biográfico “The King´s Speech”. “The Damned United” no fue bien recibida por la familia de Clough, quienes se negaron a colaborar con la producción, pues decían que los eventos que se relatan no son verdaderos.

 

Los jugadores están calentando en el vestuario… los hinchas ya están sentados con sus banderas y sus camisetas puestas, cámaras, relatores, periodistas y fotógrafos atentos apuntando al campo de juego… luz, cámara, acción. ¡Que comience el partido y que gane el mejor!

 

MI Instagram
Pop-up-Detox

¡Te has suscripto satisfactoriamente!