¿Cómo armar un plato perfecto?

photo-1486742913764-cdb6b28038f9Muchas veces dejamos de consumir alimentos saludables porque vemos que prepararlos requiere más esfuerzo. Sin embargo, es más fácil de lo que parece. Para que tu menú sea perfecto, las porciones deben ser las adecuadas, y esa cantidad está literalmente en la palma de tu mano.

Un puño cerrado equivale a la cantidad de carbohidratos que puedes consumir, es más o menos ½ taza. Aquí se encuentra, la avena, el arroz integral, la quinoa, los granos, la batata, etc.

La porción de carne no debe superar la superficie de la mano completa con palma y dedos incluidos para los hombres. Si eres mujer guíate solo de la palma sin los dedos. La ración de grasas recomendada, como el aceite de oliva, equivale al tamaño de tu dedo pulgar. El chocolate mídelo guiándote por tu dedo índice y el medio.

Es importante que también tengas en cuenta que debes comer despacio, sentado, hacer pausa entre un bocado y otro. Trata de servirte una sola vez y utilizar un plato más pequeño para que tengas la sensación de que comes más.

Agregar frutas a tu dieta diaria es una perfecta opción para merendar, además de que contienen muchísima fibra y vitaminas que tu cuerpo requiere.

Ponle color a tu plato, los colores no solo hacen que sea más vistoso y divertido, sino que esté lleno de nutrientes. A la hora de consumir carbohidratos trata de elegir los de granos enteros, ya que aportan mucha fibra que ayuda al tránsito intestinal y a saciarte por mucho más tiempo.

Entre las cosas que debes evitar, está el exceso de sal. Préstale atención a la cantidad que utilizas en las comidas, al consumir de más puede que te haga retener líquido o provocar problemas mayores. Trata de evitar las grasas saturadas que pueden generar enfermedades cardiovasculares, recuerda afincarte más en grasas buenas, como la del aguacate, aceite de oliva, frutos secos o semillas, que son las que aportan infinidad de beneficios en vez de ser contraproducentes.

MI Instagram
Pop-up-Detox

¡Te has suscripto satisfactoriamente!