3 posturas de yoga que te ayudan a dormir mejor

3A4A5950El yoga es uno de los elementos naturales, al igual que la alimentación, fabuloso para mejorar tu calidad y nivel de vida. Las personas suelen sufrir de estrés y ansiedad que son las causas fundamentales del insomnio.

Nuestro ritmo de vida a diario nos lleva a automedicarnos, pero las pastillas y sustancias químicas alteran nuestro organismo para conseguir el sueño. Además suelen tener un efecto secundario, por eso siempre recomiendo optar por las alternativas más naturales y una de ellas es practicar yoga, que ayuda a tu cuerpo a estar en reposo y conciliar el sueño.

Posturas que ayudan a mejorar nuestro sueño:

  • Chandra Bhedana (respiro de luna) La respiración alternando los orificios de la nariz ayuda a relajar y alejar el estrés de la mente. Esta respiración masaje los órganos relacionados con el sueño y hace que se concilie el sueño mucho más fácil.

¿Cómo se realiza? En una postura cómoda se hace el sello del ciervo. Con el dedo pulgar se presiona el orificio derecho y se inspira. Deja presionado el orificio derecho con el dedo pulgar, con el dedo anular izquierdo y expira por el orificio derecho. Puedes realizar esta respiración durante 1 a 3 minutos hasta que estés en calma.

  • Padangusthasana (postura del dedo gordo del pie) Esta posición estimula el hígado y los riñones. También activa nuestro sistema nervioso parasimpático, que es el que libera las tensiones de nuestro organismo y lo pone a dormir.

Para hacerla: párate con los pies separados a la altura de las caderas. Se debe inclinar la parte superior del cuerpo hacia adelante y tratar de agarrar los dedos gordos de cada pie. Flexionando los codos, deja caer la parte superior del cuerpo hacia abajo relajando la cabeza y el cuello.

  • Agnistambhasana (postura de la hoguera): tu cuerpo libera tensiones y con esta posición la cadera entra en juego. Es básicamente la postura del indio, pero en vez de estar las piernas entrelazadas, coloca una encima de la otra, lleva las manos hacia adelante mientras inhalas y exhalas.

Recurrir a elementos naturales para sanar alguna molestia que tenemos en nuestra rutina diaria siempre será la mejor opción. No corres riesgos automedicándote ni sufrirás secuelas. La naturaleza nos brinda todo lo necesario para poder vivir, queda en nosotros saber usarla y sacarle el mejor provecho, bien sea practicando alguna actividad que desafíe nuestro cuerpo, como consumiendo los nutrientes adecuados para nuestra salud.

MI Instagram