20 estrategias para empezar un estilo de vida saludable

Empezar cualquier cosa es difícil, eso todos lo tenemos claro, pero cuando se trata de cambiar hábitos que llevas toda tu vida repitiendo la cosa se puede volver aún más complicada.  Sin embargo, existen estrategias puntales que pueden ayudarte a lograr este cambio de una forma más simple y puntual.

Lograr un cambio puede tomarte varios intentos, pero una vez que te mentalices y hagas un esfuerzo, comer sano se volverá algo del día a día, como puede ser cepillarte los dientes al levantarte.

Como nutricionista he visto estas estrategias funcionar en diferentes individuos con diferentes estilos de vida. No necesariamente tienes que intentarlas todas, elige la que más se acople a tu  estilo de vida para empezar y que se vuelva un cambio permanente.

healthy 2

1. Limpia tu ambiente: Elimina toda la basura o mejor dicho, elimina toda comida procesada de tu entorno familiar y laboral. Elimina la tentación de tu día a día. Vas a desechar todo lo que sea grasoso, frito, enlatado, alto en sodio y azúcar, galletas, postres y snacks no saludables. Básicamente elimina los alimentos con etiquetas que saboteen tu nuevo estilo de vida.

2. Comienza el día con agua tibia y limón: Esta bebida ayuda a mantener el balance entre acidez y alcalinidad en el estómago. Además es buena para la digestión y ayuda a eliminar toxinas.

3. Buscar recetas saludables nuevas y disfruta intentarlas en familia: Encuentra un libro, una página web, o una cuenta de Instagram que te motive a cocinar de forma saludable.

4. Elige un día y cocina todo lo de la semana en cantidades adecuadas: Puedes congelar los granos, las sopas y hasta algunos vegetales para que estén listos a la hora de comer o de preparar los tan solicitados batidos verdes, de esta manera estarás más organizado para lo que viene.

5. Llénate de meriendas sana: A la hora de merendar, el hambre puede llevarte a elegir mal. Evita esto teniendo meriendas sanas en casa como pueden ser almendras, pistachos, frutas o yogurts.

merienda

6. Utiliza las redes sociales como motivación: Puedes anunciar que comienzas un nuevo reto o invitas a las personas a empezar contigo un reto. También busca seguir cuentas que te motiven y te creen aspiraciones, en vez de seguir cuentas de postres o que vayan a sabotearte el proceso. ¡Elige bien a quien le das follow!

7. Busca hacer algún tipo de actividad en la calle: Muchas veces pasamos muchas horas en casa o en la oficina. Trata de hacer alguna actividad que te saque de esa rutina, como caminar o pasear, procura mantenerte siempre en movimiento.

8. Agrega poco a poco vegetales nuevos: La idea no es empezar a comer un bowl de quínoa con vegetales desde el día uno, pero si agregar espinaca al omelette de la mañana, hongos a la pasta de la tarde y quizás auyama en la sopa de la noche.

9. Consigue lugares sanos para comer en la calle: Cada vez hay más, y siempre hay una opción saludable. Es cuestión de buscar y entender qué es lo que es sano, así sea fuera de casa.

10. Haz del té y el agua tus bebidas primordiales: El agua es necesaria para que todas tus funciones corporales se den de manera óptima, mientras que el té es la bebida con más beneficios y menos calorías.

tea

11. Programa pausas activas: Si acostumbras estar en la computadora todo el día, tomate 30-45 minutos de pausa activa caminando, dando una vuelta por el mall, brincando o haciendo unos squats.

12. Busca pareja: Siempre los cambios funcionan mejor cuando vienen acompañados de alguien que te motiva en los días difíciles. Si es tu esposo, no lo obligues a cambiar, pero sí haz que forme parte del cambio.

13. No exageres o seas extremista: Los cambios exagerados y grandes son insostenibles. Empieza con cambios pequeños, uno a la vez.

14. Haz del ejercicio una diversión: El ejercicio se vuelve aburrido cuando se hace obligado, mejor conviértelo en algo divertido que puedes hacer con amigos.

15. Agrega algún elemento que te de satisfacción en el día a día: Si no te encuentras en un proceso estricto de adelgazamiento y, por el contrario, lo que quieres es iniciarte en un nuevo estilo de vida, puedes darte el gusto de tomarte una copita de vino tinto, por ejemplo. Tomarte una o dos copas de vino tinto puede ser supersaludable si te desestresa y te ayuda a disfrutar del proceso.

red wine

16. Explora todo tipo de alimentos saludables: Dale una oportunidad al kale, los berries, las almendras naturales, los jugos verdes, la quínoa, el tofu, etc. Hay de todo para cada gusto. No te cierres.

17. Deja los multivitamínicos (al menos que tengas alguna deficiencia) y come vitaminas: Las frutas y vegetales están repletas de vitaminas y minerales que absorbes mejor en comida que en pastillas.

18. Escribe tus metas cortas alcanzables y tenlas en un lugar visible.

19. Procura que en tu nevera haya un poco de todo lo bueno: Que no falten el limón, la piña, la lechosa, la espinaca, la auyama, la avena, el pescado y los granos. Un poco de cada cosa, nada en exceso.

20. Alimentación sana y limpia, antes que el ejercicio. Una de las formas más fáciles de empezar a ser saludable es cambiando tu dieta, y es considerablemente fácil agregar unas frutas y unos vegetales aquí y allá en tu vida. Al ejercicio puedes adaptarte después. Primero lo primordial.

healthy

MI Instagram